7 MARAVILLAS DEL MUNDO ANTIGUO

Hablar del mundo antiguo es, muchas veces, hablar de obras colosales, de maravillas arquitectónicas que son la envidia de las técnicas de construcción modernas. Hasta nuestros días solo ha llegado la Gran Pirámide de Egipto, pero según veremos, a juzgar por las descripciones que se realizan del resto, se trataba de creaciones grandiosas, en la mayor parte de los casos imposibles de replicar.

Las siete maravillas del Mundo Antiguo fueron un conjunto de obras arquitectónicas y escultóricas que los helenos consideraban dignas de ser visitadas. Se hicieron diferentes listados, pero el definitivo no se fijó hasta que el pintor neerlandés Maerten van Heemskerck, realizó en el siglo XVI siete cuadros representando a las siete maravillas.

Respecto a que fueran siete, responde a la concepción helena, y también de otros pueblos colonizados por los griegos, que consideraba a esta cifra el número perfecto.

La Gran Pirámide de Guiza

También conocida como pirámide de Keops, es la más antigua de las siete maravillas del mundo y la única que aún perdura, es por ello que fue elegida como “maravilla de honor”. Fue ordenada construir por el faraón Keops de la cuarta dinastía del Antiguo Egipto. El arquitecto fue Hemiunu.

Fue erigida con unos 2,3 millones de bloques de piedra, cuyo peso medio es de dos toneladas y media por bloque, aunque algunos llegan a pesar hasta sesenta toneladas. Originalmente estaba recubierta por alrededor de 27.000 bloques de piedra caliza blanca, pulidos, de varias toneladas cada uno. En el siglo XIV un terremoto desprendió parte de este revestimiento.

Es una de las obras más impresionantes conocidas. Se dice que se necesitaron 200 años y el trabajo de 100.000 hombres. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1979. Se encuentra en las afueras de El Cairo y junto con Kefrén y Micerinos configuran la tres pirámides de Gizeh.

Los Jardines Colgantes de Babilonia

Fueron construidos en el siglo VI a.C. durante el reinado de Nabucodonosor II en la antigua ciudad de Babilonia (actual Iraq), a orillas del río Éufrates (Mesopotamia) como obsequio para su esposa.

No hay evidencias de su aspecto puesto que en el momento de nombrar las siete maravillas Babilonia se encontraba ya en ruinas, pero se cree que estaban dispuestos en distintos niveles de terrazas, con una frondosa vegetación que sobresalía por los balcones, soportados por grandes y gruesos muros de carga con grandes arcos, creando el efecto de estar suspendidos en el aire.

Fueron destruidos por un incendio provocado por el rey Evemero cuando conquistó Babilonia en el año 125 a.C.

Otras teorías más recientes apuntan a Nínive como el verdadero enclave de los jardines y a los asirios como responsables de su construcción bajo las órdenes del rey Senaquerib hace 2.700 años. Asimismo sería con la caída de Babilonia, cuando dejaron de ser cuidados y perecieron.

El Templo de Artemisa en Éfeso

También llamado Artemision estaba ubicado en la ciudad de Éfeso, Turquía, dedicado a la diosa Artemisa, diosa de la luna y la caza, la Diana romana. Su construcción fue comenzada por el rey Creso de Lidia y duró unos 120 años.

Sus medidas eran de 114 metros de longitud y 54 metros de anchura, con 127 columnas jónicas con una altura de 60 metros cada una. Una obra con mármol como elemento predominante y esculturas de alto relieve llenaban las columnas. El interior contaba con Dioses griegos, estatuas de guerreros amazónicos, pinturas en las paredes, detalles de oro y plata, etc.

Fue destruido por un incendio, provocado por un hombre llamado Eróstrato, en el año 356 a.C.

La Estatua de Zeus en Olimpia

fue una escultura crisoelefantina (realizada o compuesta por oro y marfil) creada por el escultor Fidias. Situada en Olimpia, (Grecia). Medía alrededor de 12 metros de altura y ocupaba todo el pasillo central del templo. Según Pausanias, Zeus aparecía sentado en un trono con el torso desnudo y el manto en torno a las piernas, la cabeza coronada de olivo y la mirada, con aspecto paternal. En la mano derecha sostenía una Niké (diosa de la victoria) y en la izquierda un cetro rematado por un águila; el manto estaba adornado de lirios y las sandalias eran de oro. El trono a base de marfil, ébano, oro y piedras preciosas; el respaldo, los brazos, los pies y los travesaños decorados con relieves. Especial repercusión tuvo el relieve con la matanza de los hijos de Níobe, esculpido en el travesaño de las patas delanteras del trono.

Fue destruida y se perdió en el siglo V d.C., y solo se sabe de ella gracias a descripciones de historiadores antiguos y representaciones en monedas.

El Mausoleo de Halicarnaso

Llamado también Sepulcro de Mausoleion fue un monumento funerario construido entre el año 353 a.C. y el 350 a.C. en Halicarnaso (actualmente Bodrum, Turquía) para Mausolo. La estructura fue encargada por su esposa y hermana, Artemisa II de Caria, a los arquitectos griegos Sátiro de Paros y Piteo. Medía aproximadamente 134 metros de perímetro y 46 metros de altura, y cada una de las cuatro plantas estaba adornada con relieves escultóricos creados por cada uno de los escultores griegos Leocares, Briaxis, Escopas de Paros y Timoteo.

Tan sólo 16 años después de finalizar su construcción, Alejando Magno tomó la ciudad y mandó acabar con ella, aunque finalmente fue destruido por un terremoto en el año 1404. En el siglo XIV, las ruinas del templo fueron utilizadas por Los Caballeros de San Juan, para realizar el castillo de San Pedro de Halicarnaso, desapareciendo así todo aquello que fue en su día el templo.

La palabra mausoleo actualmente se utiliza para referirse a un monumento funerario y sepulcro.

El Coloso de Rodas

Se trataba de gran estatua del dios griego Helios, realizada por el escultor Cares de Lindos en la entrada del puerto de la isla de Rodas (Grecia) en 292 a.C. Realizada con placas de bronce sobre un armazón de hierro de unos 32 metros de altura. La base, de mármol blanco, medía 15 metros y habría pesado unas 70 toneladas. Fue la maravilla que menos duró, solo 66 años, hasta que fue destruida por un terremoto en 226 a.C. la estatua caída permaneció tendida en el suelo durante 900 años, atrayendo a viajeros y curiosos hasta la ciudad.

Aun se duda sobre la ubicación exacta de la obra, algunos la situan flanqueando el puerto de la ciudad, con una pierna en cada lado del puerto. Aunque, estudios más recientes señalan que se encontraría en la Acrópolis de Rodas. Actualmente hay en marcha un proyecto para recuperar el Coloso de Rodas.

El Faro de Alejandría

Se trata de una torre construida en el siglo III a.C. en la isla de Faro en Alejandría, Egipto, por el arquitecto Sóstrato de Cnido durante el reinado de Ptolomeo II, para servir como punto de referencia del puerto y como faro. Se estima que medía 134 metros. Fue una de las estructuras hechas por el hombre más altas durante muchos siglos. Consistía en una gran torre sobre la que una hoguera nocturna marcaba la posición de la ciudad a los navegantes en una zona de costa (el delta del Nilo) demasiado llana para contar con referencias para navegantes. Con grandes bloques de vidrio en sus cimientos contaba con una plataforma de base cuadrada, de forma octogonal construido con bloques de mármol ensamblados con plomo fundido.

Sería derribado por los efectos de un terremoto a principios del siglo XIV. En la actualidad existe un proyecto de reconstrucción del faro propulsado por varios países de la Unión Europea en orden a recrear y conservar los monumentos arquitectónicos de la época ptolomea.

 

Parece que la naturaleza no quiere competencia en sus prodigios y hace lo posible para destruir lo creado por el hombre. ¿No es curioso que tres de las seis desaparecidas lo hicieran por un fenómeno natural como es un terremoto?

A pesar de que de muchas de ellas no tenemos referencias más que en descripciones de escritores, en monedas de la época, en leyendas o historias de los pueblos, no podemos dejar de admirar su grandiosidad. Si en algún momento de nuestro futuro se hiciera realidad la “máquina del tiempo” ¿no os apuntaríais a un tour para admirar estas maravillas?

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

20 − = 13