AVENTURAS A GOLPE DE CLIC o los nuevos hábitos de viaje

La movilidad entre regiones ó países, ya sea por ocio, trabajo o formación ha aumentado en los últimos tiempos. La mejora de las carreteras y los medios de transporte nos hacen más fácil trasladarnos a cualquier parte del mundo. Cada vez se empieza a viajar más joven, más lejos y con mayor frecuencia.

Elementos que influyen en el cambio de hábitos

Internet

Internet se perfila como la causa más importante del cambio de los hábitos, ya no sólo a la hora de viajar sino, de estilo de vida. Tenemos a nuestra disposición todo tipo de información al instante.

Hoy día no tienes que preocuparte más que de elegir destino, los portales o blogs de viajes te dicen todo lo que hay que saber de cada lugar, lo que tienes que ver, dónde alojarte o dónde y qué comer, las peculiaridades y costumbres de las comunidades y/o países… Ya no tienes que ir de una agencia a otra para comparar precios. Los buscadores te dan en segundos, el mejor.

Transportes, alojamientos, excursiones… todo a golpe de clic, desde el salón de tu casa y a la hora que más te convenga. La imagen del turista con la mochila, al cámara de fotos y el mapa desplegado en medio de la calle en cualquier lugar el mundo, se sustituye, cada vez más, por el turista móvil en mano.

Atrás quedó la planificación del viaje, la compra de guías y mapas en papel que nunca más utilizarás.

Las cámaras de fotos con carretes en las que la mitad salían veladas, o tenias que esperar a volver a casa para revelar y a veces darte cuenta que te habías quedado sin documento gráfico de parte de tu
viaje.

El teléfono móvil y smart-watch

Esa imagen que tenemos en nuestra memoria da paso a la del turista móvil en mano, que le mantiene informado de todo lo que necesita, e incluso inmortaliza el momento. La inmediatez de los dispositivos digitales, cámaras o teléfonos móviles con almacenamiento ilimitado. Lo lleva todo puesto, lo tiene todo ya. Quién no tiene hoy un teléfono móvil con acceso a la red y a una o más “nubes”, donde almacenar recuerdos.

Las Redes Sociales

Las postales de viaje eran las “redes sociales” de antaño. Esporádicamente las enviabas a amigos y familia y han desembocado en mensajes continuos o en la exposición a tiempo real del recorrido que estás haciendo. Todo el mundo sabe donde estás a cada momento, lo que haces, lo que comes…

Los libros, carretes de fotos, guías de viaje o mapas… han dejado sitio en tu equipaje a cables, baterías y dispositivos de memoria para mantenerte la mayor parte del tiempo conectado. A esto contribuye también la facilidad cada vez mayor y más barata de acceso a la red.

Buscar cabinas telefónicas para comunicar que habías llegado bien, hacer colas en los lugares que visitar, son cosas casi ya en desuso. Ya no tienes que llevar la cartera llena de efectivo para tus gastos, el pago con tarjeta o a través del móvil, hace del terminal una herramienta imprescindible.

Finalmente todo está ahí. Información del lugar, mapas, guías, rutas, reservas, entradas, música, libros, fotos, dinero, postales digitales, meteorología… incluso tristemente, familia y amigos.

La magia de viajar, de aprender de culturas diferentes, de convivir con gentes dispares, tristemente parece reducirse a verlo todo a través de una pantalla, ya no a la experiencia del viaje.

Todo esto es cierto y  no damos la espalda a todos estos “avances”.  Nuevas tecnologías que hacen que nuestro aprendizaje del mundo sea más fácil, más asequible, más inmediato.

Pero  gracias a todo esto y a veces también a pesar de ello, no podemos dejar de ver las excelencias de lo tradicional, de dejar que sea el especialista el que se encargue de asesorarnos sobre los destinos con los que soñamos. Al igual que hacemos con otras muchas parcelas de nuestras vidas. No todo el mundo sabe de todo.

Por eso merece capítulo aparte la importancia de las Agencias de Viajes presenciales.

Ventajas de preparar tu viaje en una Agencia cercana

Comenzaremos diciendo que precisamente  aquellos que son más dependientes de las nuevas tecnologías, o los que han nacido ya con ellas, suelen ser los que menos tiempo tienen para planear cada detalle del viaje que quieren hacer. Es por eso que, paradójicamente, vuelven a las Agencias más cercanas.

Uno de los éxitos de los agentes de viajes es ofrecer a sus clientes viajes especiales, más personales, cosa que éstos apreciarán, recomendarán y les hará volver. Esa atención personalizada hace que nos sintamos a gusto, nos encanta saber que hay alguien ahí para responder o resolver una posible incidencia.

Puedes preguntar al agente de viajes cualquier cosa, cualquier duda, que en la mayor parte de los casos será resuelta. Además contamos con la propia experiencia del agente. Si ha estado en ese destino al que vas a ir, podrá aconsejarte lugares que ver, sitios que no te puedes perder, cosas que hacer… o que no hacer…

Detrás de esa agencia presencial generalmente hay una empresa sólida que podrá lidiar con los percances que puedan surgir.

Los paquetes vacacionales que nos suelen ofrecer cuentan con todo lo que puedas necesitar, hoteles, traslados, guías que hablen tu idioma, excursiones a los sitios más destacados del destino, entradas a las atracciones, museos, espectáculos… especificaciones del país de destino (vacunas, alquiler de coches, moneda, sanidad, idioma, propinas, visados, tasas, seguros, información sobre lugares conflictivos…).

Tú preocúpate de elegir el destino, el resto déjaselo al experto, a tu agente de confianza.

Quién sabe si mañana, la realidad virtual sustituya al conocimiento, la aventura sensorial a la experiencia vital del mundo. Nosotros mientras llega esto, apostamos por la cercanía, por la veteranía y por el buen hacer del especialista.