CASTILLOS DEL LOIRA (IV)

Museos, jardines, lujosas residencias, en eso se convierten a menudo las que en el pasado fueron grandiosas construcciones. Lugares donde mostrar al mundo partes de la historia, del arte y del vivir cotidiano de otra época. Piedras con memoria, con biografía propia. Crónicas de un pasado de luchas, intrigas, batallas…, de vida.

En nuestro recorrido por las maravillas Patrimonio de la Humanidad del Valle del Loira, en esta ocasión nos detendremos en los castillos de Villandry y Saumur, dos enclaves dignos de una visita.

CASTILLO DE VILLANDRY

De estilo renacentista y con seis hectáreas de terreno, está situado en la comuna del mismo nombre, en el Valle del Loira a orillas del río. Forma parte del perímetro del Valle Patrimonio de la Humanidad y es Monumento Histórico de Francia desde 1927.

A mediados del siglo XVI fue adquirido por Juan el Bretón, Controlador General de Guerra de Francisco I de Francia, y permaneció en su familia hasta 1754 en que pasó a manos del marqués de Castellane, quien se encargó de rediseñar el interior del castillo.

Durante la Revolución Francesa fue confiscado por Napoleón para su hermano José, En 1906 el médico español Joaquín Carballo lo compró, lo rehabilitó y creó lo que muchos consideran el jardín más hermoso de Francia e incluso del mundo. Actualmente sigue en manos de la familia Carballo. Dos paisajistas andaluces (Antonio Lozano y Javier de Winthuysan) imprimieron el aire morisco y español a los jardines.

Estos jardines están divididos en seis áreas temáticas con diseños y temas diferentes. El huerto decorativo con 9 parcelas multicolores, el Jardín ornamental con dos salones dedicados a la música y al amor (tierno, apasionado, fugaz y trágico) en forma de alegorías vegetales, el Jardín de Agua con un estanque en forma de espejo Luis XV, el Jardín del Sol, el laberinto o la calma del Huerto de Simples, con sus composiciones de plantas aromáticas y medicinales. Cada zona con historias diferentes que evocan sentimientos y hacen de su visita una experiencia inolvidable.

Actualmente a principios de verano se prepara un espectáculo en el que los jardines se iluminan con 2.000 velas y fuegos artificiales.

Entre las características del castillo se encuentra el hecho de que su patio no está cercado y es accesible desde el exterior, con lo que ha perdido el carácter defensivo que pudiera tener en sus inicios.

La simetría de sus jardines, el cuidado extremo en la combinación de colores, el juego del agua y de las formas geométricas hacen del recinto un hermoso lugar remanso de tranquilidad digno de admirar.

CASTILLO DE SAUMUR

Situado en la localidad francesa de Saumur, en la confluencia de los ríos Loira y Thouet, está incluido también en el ámbito del Patrimonio de la Humanidad del Valle del Loira y es Monumento Histórico desde 1964.

Fue construido en el siglo X por el conde de Blois, como defensa contra los normandos. En 1026 pasó primero a manos del conde de Anjou y más tarde a los Plantagenêt. En el siglo XVI Luis I de Anjou los transformó en residencia principesca, añadiendo torres, frontones, miradores y nuevas dependencias. Posteriormente con Renato el Bueno volvió a ser restaurado y tras años de olvido, el nuevo gobernador Duplessis-Mornay lo volvió a rehabilitar. Hasta 1889 el castillo sirvió como cárcel y depósito de municiones, hasta que el Estado lo vendió al municipio de Saumur a principios del siglo XX. Es entonces cuando el Ayuntamiento de la localidad lo renueva e instala en su interior el Museo Municipal y el del Caballo.

Una rica colección de artes decorativas y un gran muestrario de caballos con objetos desde la antigüedad hasta principios del siglo XX se expone en su interior.

Una construcción en la que destacan sus torres negras de pizarra en forma de pináculos, una silueta que lo hace inconfundible desde su promontorio sobre la ciudad y sobre el río Loira.

 

Y hasta aquí las pequeñas pinceladas de dos más de la larga lista de castillos incluidos en la lista del Patrimonio de la Humanidad en la zona del Loira. Cada uno con su función, con su belleza, con sus particularidades, cada uno con poderosas razones para merecer una visita. Y como siempre decimos, si has tenido la oportunidad de visitar alguno de ellos comparte tu experiencia con nuestros viajeros en ruta, y sino aprovecha uno de nuestros circuitos para conocer una zona fuertemente marcada por la historia.