CASTILLOS DEL LOIRA (y V)

Con estos dos espectaculares castillos, Cheverny y Chenonceau, situados en el Valle del Loira, declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, terminamos esta serie dedicada a los Castillos del Loira. No son los únicos, ya que en esa denominación se incluyen 22 castillos principales y alrededor de 42 los que podrían incluirse en el grupo. Tal vez tampoco los más espectaculares, ahí entran las preferencias de cada uno, pero sí constituyen una muestra inigualable de construcciones espléndidas en un entorno natural digno de admiración.

CASTILLO DE CHEVERNY

Se encuentra situado en el territorio de la comuna de Cheverny, al sur de Blois, en el perímetro de la zona del Valle del Loira Patrimonio de la Humanidad. Pertenece a los descendientes de la familia Hurault, conocidos desde el siglo XIII en Blois.

De estilo renacentista está rodeado por un hermoso parque botánico. Fue edificado entre 1620 y 1640. Un edificio con líneas rectas y pabellones en ángulo, construido con piedra de Bourré, lo que le da el tono característico. El castillo permanece idéntico a como era en el siglo XVII.

Completa el conjunto los interiores con techos artesonados y pintados con escenas históricas, estancias adornadas con tapicerías de Flandes, un mobiliario excepcional y piezas de época, en suma, una suntuosa decoración interior que le otorga al castillo una atmósfera típicamente francesa.

En su interior también destaca una interesante colección de armaduras auténticas. Y una de sus curiosidades es la perrera, fruto de la tradición de montería y cría de perros de caza. De hecho el momento de la comida de los perros, se convierte en todo un espectáculo.

El castillo inspiró a Herge para las aventuras de Tintín en lo que sería el castillo de Moulisant. Por esta razón, el castillo posee una exposición permanente de la historia del cómic, un espectáculo interactivo que sumerge al visitante en las aventuras de Tintín en el castillo mencionado de Moulisant.

CASTILLO DE CHENONCEAU

Conocido como el “Castillo de las Damas” por las mujeres a las que conquistó, las que lo construyeron o las que residieron en él, como Luisa de Lorena-Vaudémont, esposa de Enrique III de Francia, cuya habitación mantiene el duelo por su marido asesinado en 1589, o la habitación de “las cinco reinas” (María Estuardo, Margarita de Valois, Luisa Lorena- Vaudémont, Isabel de Austria e Isabel de Valois).

Está situado en la comuna de Chenonceaux y al igual que el de Cheverny, forma parte de la serie de castillos del Loira Patrimonio de la Humanidad.

Es de estilo renacentista, del siglo XVI y se trata del Monumento Histórico en manos privadas más visitado de Francia. El castillo fue edificado por el Secretario de Hacienda del rey Francisco I de Francia, Thomas Bohier. Los interiores de la edificación están suntuosamente decorados con una gran riqueza de mobiliario. Destaca el refinamiento del conjunto del castillo y el gusto por los detalles.

En el exterior destacan sus jardines, muestra clara del estilo francés, con su laberinto circular que ocupa una superficie de más de una hectárea, formado por unos 2.000 tejos recortados en forma de seto a 1,30 m de altura. También son llamativos los rosales del Jardín de Diana de Poitiers, ocho triángulos de césped, con unas volutas floridas de 3.000 metros de longitud. Finalmente un embarcadero permite acceder a paseos por el río Cher, o los parterres florales del Jardín de Catalina de Médicis, formado por cinco paneles de césped adornado por bandas de lavanda. Todos ellos agrupados alrededor del estanque central.

Se puede disfrutar también de una colección de carruajes de fines del XVIII y principios del XIX en la “Galerie des Attelages” o una exposición de objetos del Hospital Militar que se instaló en el castillo durante la Primera Guerra Mundial.

Hasta aquí nuestro recorrido por los Castillos del Loira, muchos de ellos más cerca de ser palacios que castillos propiamente dichos, ya que carecen del carácter defensivo y se emplazan como espectaculares casas de campo para lucimiento de la nobleza francesa de la época.

Si conoces alguno de estos dos castillos, comparte con nuestros viajeros en ruta lo que más te gustó. Si no los conoces, aprovecha esta Semana Santa para conocer tres de ellos: Villandry, Chenonceau y Chambord en el circuito que hemos preparado por Tours, Orleans y Valle del Loira (https://bit.ly/2vzMGMH). Puedes consultar toda la información y hacer tus reservas en nuestra web: www.arzabe.es.