CIUDADES: Por sus monumentos las conoceréis

Lugares que conmemoran o recuerdan victorias, hechos, personas ilustres, acontecimientos históricos, o construcciones únicas, singulares, tal vez adelantadas a su tiempo, fruto de la fantasía o la inspiración de algún genio. En muchas ocasiones no contaban con el beneplácito de los ciudadanos sin embargo el tiempo o tal vez la curiosidad humana los convirtió en distintivos o imagen de las ciudades en las que se ubican.

Monumentos que acaban convirtiéndose en orgullo de sus ciudadanos, sellos propios que confieren personalidad a los lugares del mundo, juego nemotécnico de la historia de la civilización.

Haremos un recorrido por algunos de esos lugares y ciudades, por sus monumentos las conoceréis.

 

MUSEO GUGGENHEIM (Bilbao, España)

Se trata de un museo de arte contemporáneo diseñado por el arquitecto canadiense Frank O Gehry, e inaugurado en 1997. Se emplaza en un edificio constituido por formas curvilíneas y retorcidas recubiertas de piedra caliza, cortinas de cristal y planchas de titanio. De los 24.000 metros cuadrados 10.540 están dedicados a exposiciones en 19 galerías. Está ubicado a orillas de la ría de Bilbao. Se trata de uno de los más espectaculares edificios deconstructivistas. Visto desde la ría aparenta la forma de un barco rindiendo homenaje a la ciudad portuaria que Bilbao fue y en la que se inscribe. Sus paneles brillantes asemejan las escamas de un pez y visto desde arriba posee la forma de una flor. En la plaza de la entrada principal se encuentra la escultura de Puppy, de Jeff Koons, un gigantesco perro de flores naturales que primero fue temporal y finalmente se convirtió en permanente.

LA ALHAMBRA (Granada, España)

Se trata de un conjunto de Palacios, jardines y fortaleza que albergaba una ciudadela dentro de la ciudad de Granada. Servía como alojamiento del monarca y de la corte del reino nazarí. Se levanta sobre la colina de la Sabika, uno de los puntos más elevados de la localidad. Albergaba seis palacios y dos torres-palacios, aunque actualmente sólo se encuentran tres palacios independientes. Los patios de los Leones y de los Arrayanes son sus estancias emblemáticas. Se trata de la obra cumbre del arte musulmán en Europa y fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984.

 

LA SAGRADA FAMILIA (Barcelona, España)

Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, diseñada por el arquitecto Antoni Gaudí, es su obra maestra, máximo exponente de la arquitectura modernista catalana. Logró una perfecta armonía en la interrelación entre elementos estructurales y ornamentales. Es una obra inacabada. La parte realizada por Gaudí, la fachada del Nacimiento y la cripta, fue incluida en 2005 por la UNESCO en el sitio del Patrimonio de la Humanidad.

 

EL COLISEO (Roma, Italia)

Un óvalo de 189 metros de largo por 156 de ancho, con una altura de 48 metros en su parte más alta. El anfiteatro Flavio inaugurado en el año 80 d.C. llegó a acoger a 50.000 espectadores para presenciar luchas de animales y gladiadores, representaciones teatrales e incluso batallas navales (naumaquias). Escenario de grandes acontecimientos, sus dimensiones y su entramado de túneles, rampas y ascensores continúan sorprendiendo al mundo. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 y elegido como una de las siete maravillas del mundo moderno en 2007.

 

TORRE INCLINADA (Pisa, Italia)

Es la torre campanario de la catedral de Pisa. Comenzó a inclinarse casi en el momento del inicio de su construcción (1173). Su altura original eran 60 metros pero actualmente mide 56,67 metros en el lado más alto. Tiene ocho niveles de arcos ciegos con 15 columnas, seis niveles de arcadas abiertas y un campanario. La escalera espiral interior tiene 294 escalones y está considerada una joya del Románico. En 2008 fue estabilizada y dejó de moverse por primera vez en su historia. En 1987 el conjunto de la Plaza del Duomo fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

 

TORRE EIFFEL (París, Francia)

Fue construida por Gustave Eiffel con motivo de la Exposición Universal de 1889 fecha que marcaba el Centenario de la Revolución Francesa. Una torre de hierro con base cuadrada de 125 metros de lado y 300 metros de alto, formada por 18.000 piezas ensambladas. Ridiculizada por los hombres de letras de la época, la torre supo sobreponerse y disfrutar del éxito merecido. En los años 20 se convierte en símbolo de la modernidad y vanguardismo y su imagen se ha ido asociando a París hasta convertirse en su imagen internacional.

 

TAJ MAHAL (Agra, India)

Considerado en 2007 una de las siete maravillas del mundo moderno fue erigido en el siglo XVII está considerado como un canto al amor “un palacio de perlas rodeado de jardines”. Construído en la ciudad de Agra, a orillas del río Yamuna por el emperador Shah Jahan en honor de su esposa favorita Arjumand Banu Begum (Mumtaz Mahal) que murió en el parto de su decimocuarta hija. Fue reconocido como Patrimonio de la Humanidad en 1983 y descrito por el poeta Rabindranath Tagore como “Una lágrima en la mejilla del tiempo”.

 

PARTENÓN (Atenas, Grecia)

El gran templo de Atenea, símbolo del poder ateniense y testimonio de la grandeza de la ciudad. De estilo dórico, 8 columnas decoran los frontales y 17 sus flancos laterales, con 10,90 metros de alto por 1,91 metros de diámetro. Ha sufrido diversas transformaciones a lo largo de los siglos, albergó una iglesia bizantina, se transformó en una mezquita, fue usado como polvorín… Es el monumento más antiguo de los ubicados en la acrópolis levantado por orden de Pericles obra de Ictino y Calícrates bajo la supervisión de Fidias. El conjunto que conforma la acrópolis fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987.

 

BIG BEN (Londres, Reino Unido)

Reloj de las Casas del Parlamento, conocido como Big Ben, una torre de 106 metros construida en 1858 en estilo gótico con cuatro relojes en sus caras de siete metros de diámetro (los más grandes del mundo). En realidad el Big Ben es una enorme campana de catorce toneladas en el interior de la torre. Su nombre oficial era Clock Tower hasta que en 2012 en honor al jubileo de diamante de la reina Isabel II pasó a llamarse Elisabeth Tower.

 

ESTATUA DE LA LIBERTAD (New York, Estados Unidos)

Un regalo del pueblo francés a los Estados Unidos en 1886 para celebrar la amistad y la firma de la Declaración de Independencia cien años antes. Es un símbolo mundial de la libertad y la democracia. Su nombre era “La libertad iluminando al mundo” y en 1924 fue considerada Monumento Nacional. Bartholdi diseñó cuerpo y cara, Eiffel el esqueleto y Hunt el pedestal. Se encuentra situada en la Isla de la Libertad, al sur de Manhattan. Con casi 46 metros (sin pedestal) era la construcción más alta de Nueva York en la época por encima del puente de Brooklyn.

En su corona los siete picos representan a los siete mares y siete continentes.

 

PIRÁMIDES Y ESFINGE DE GUIZA (Egipto)

Están situadas en la meseta de Guiza y fueron construidas por los faraones de la IV dinastía Keops, Kefrén y Micerino. La pirámide de Jufu (Keops) Gran Pirámide, la de Jafra (Kefrén) y la de Menkaura (Micerino) junto con templos, embarcaderos, calzadas y la Gran Esfinge de Guiza conforman la necrópolis.

Esta última, la Gran Esfinge, es una escultura que se estima fue esculpida en el siglo XXVI a.C. durante la IV dinastía. Con una altura de unos 20 metros con el cuerpo en forma de león se cree podría representar al faraón Kefrén. La pirámide de Keops es la de mayor altura y volumen y estaba considerada en la antigüedad como una de las siete maravillas del mundo, la única que aun perdura. En 1959 el conjunto fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

 

LA SIRENITA (Copenhague, Dinamarca)

Se trata de una escultura en bronce del escultor danés Edvard Eriksen que se encuentra en el paseo de la costa Langelinie en la bahía del puerto de Copenhague. Instalada permanentemente en 1913 fue encargada por el empresario Carl Jacobsen (hijo del fundador de Carlsberg) y donada a la ciudad. Con ella se quiso homenajear a la bailarina danesa Ellen Price que cosechó un gran éxito en el ballet basado en el cuento “La Sirenita” de Hans Christian Andersen en 1909.

 

TORRES PETRONAS (Kuala Lumpur, Malasia)

Fueron los edificios más altos del mundo entre 1998 y 2003, con 452 metros y 88 pisos de hormigón armado, acero y vidrio. Diseñadas por el arquitecto argentino César Pelli evocan motivos tradicionales del arte islámico. La base entrelaza dos cuadrados y a las ocho puntas añade salientes de refuerzo logrando una estrella de ocho puntas (Estrella de David) en cada intersección.

32.000 ventanas, 76 ascensores o 258 columnas repartidas por el complejo, son algunas de sus escalofriantes cifras.

 

TEATRO DE LA ÓPERA (Sidney, Australia)

Es uno de los edificios distintivos del siglo XX. Diseñado por el arquitecto danés Jørn Utzon en 1957 e inaugurado en 1973, tiene cuatro auditorios para ópera, danza, conciertos y teatro. Declarado Patrimonio de la Humanidad en 2007, combina de manera excepcional la ingeniería y la arquitectura con el arte. Es una construcción expresionista con una serie de conchas prefabricadas que forman los tejados de la estructura. Tiene 185 metros de largo y 120 metros de ancho y se apoya en 580 pilares hundidos hasta 25 metros bajo el mar.

 

Templos, torres, estatuas, museos, teatros… monumentos todos ellos con gran valor artístico, arqueológico, histórico o cultural, que forman parte ya de nuestro inconsciente colectivo y que perdurarán por siempre unidos a las ciudades que los acogen, como seña de identidad.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

+ 54 = 59