EL GORDO DE NAVIDAD. Un poco de historia

En este tiempo de Navidad, hay pocos que se resistan a una de las tradiciones más arraigadas de estas fechas, la lotería. Para uno mismo, o para compartir con los que más quieres, de las tiendas o lugares que frecuentas, del trabajo, con compañeros, familia o amigos, es casi imposible dar con alguien que no juegue algún número.

Vamos a hacer un recorrido por la historia y a remontarnos allá por 1812, la época de las Cortes de Cádiz, cuando como forma de aumentar los ingresos públicos sin gravar más a los ciudadanos, Ciriaco González Carvajal, Ministro del Consejo y Cámara de Indias, decidió realizar el primer sorteo de lo que se llamó “Prósperos de Premios”. Este se produjo en Cádiz el 18 de Diciembre de ese año. Ese primer gordo fue para el número 03604 que con un billete de 40 reales consiguió un premio de 8.000 pesetas.

El nombre actual de “Sorteo de Navidad” no se empezó a usar hasta el 23 de Diciembre de 1892, nombre que después aparecería impreso en los boletos.

Desde el principio fueron los niños de San Ildefonso quienes cantaban los números y no fue hasta 1984 que las niñas también pudieron participar.

En 1913 se implantó el sistema de bombos que se utiliza en la actualidad, con bolas de madera, ya que anteriormente los números estaban impresos en papel. Las bolas están hechas de madera de boj y pesan exactamente todas igual (3 gramos y 18,8 milímetros de diámetro) ya que el número no está impreso sino grabado a láser. Las bolas solo giran cuando se completan los alambres (tablas) de números y premios, 200 de cada clase. En ese momento los cuatro niños que cantan son reemplazados por otros. Se utilizan 2 bombos, uno para números y otro para premios.

Solo durante la Guerra Civil (1938) se celebraron 2 sorteos, uno en Burgos del bando nacional y otro en Barcelona del bando republicano.

A lo largo de la historia solo se ha repetido el número ganador en dos ocasiones, en 1903 y 2006 en 20.297 y en 1956 y 1978 el 15.560.

Sobre las 9,15 horas comienza el sorteo, que actualmente se celebra en el Teatro Real de Madrid y fue en 2004 cuando salió el Gordo más madrugador tan solo a 13 minutos del comienzo. Mientras que el más tardío fue en 2014 que no fue cantado hasta las 13:00 horas.

Desde los años 60 los billetes se ilustran con temas específicos.

Una de las administraciones más emblemáticas es Doña Manolita en Madrid, fundada en 1904 por Manuela de Pablo es la que más premios ha repartido en la historia de la lotería de Navidad.

Actualmente el premio gordo es de 400.000 euros al décimo. Pero a partir de 2.500 euros existe un impuesto del 20% para las arcas del Estado.

Tras el sorteo de Navidad que se celebra cada 22 de Diciembre, se juega la Lotería del Niño, el 6 de Enero, que nació en 1941, pero no fue hasta 1966 cuando se le dio el nombre por el que se le conoce hoy día. Una nueva oportunidad que tenemos quienes no hemos resultado agraciados el 22 de Diciembre. Un día conocido irónicamente por la mayoría como “el día de la salud”.

Números especiales para cada uno, fechas emblemáticas o históricas, triunfos deportivos, números capicúa, nacimientos, fundaciones… Una tradición que perdura, junto con otras como los villancicos, las decoraciones navideñas, los dulces, los regalos… en el que todos ponemos la ilusión… y el dinero, una ilusión que solo unos pocos pueden ver hecha realidad.

Comparte con nuestros viajeros en ruta si sigues esta tradición, si alguna vez has sido uno de los afortunados o cuales son tus sueños para cuando lo seas. ¡Suerte a todos!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

48 − 43 =