La Ribeira Sacra lucense, un viaje a través de los sentidos

En un enclave pintoresco que aglutina 21 ayuntamientos a orillas del río Sil, la Ribeira Sacra se extiende entre las provincias de Lugo y Ourense. Un lugar donde la naturaleza se abre paso entre los cañones del Sil, Miño y Cabe.

Impresionantes paisajes únicos labrados en la roca granítica que sobrecogen por su verticalidad, y hacen del lugar un entorno privilegiado para el disfrute de los sentidos, con unas condiciones climáticas que favorecen el desarrollo de una importante actividad vitivinícola.

La Ribeira Sacra es conocida como “uno de los secretos mejor guardados de la Galicia interior”.

Los ayuntamientos que componen este espacio en la provincia de Lugo son: A Pobra do Brollón, Bóveda, Carballedo, Chantada, Monforte de Lemos, O Saviñao, Pantón, Paradela, Portomarín, Quiroga, Ribas de Sil, Sober, Taboada. En Ourense: A Peroxa, A Teixeira, Castro Caldelas, Esgos, Montederramo, Nogueira de Ramuín, Parada de Sil y Xunqueira de Espadanedo.

Pero la ciudad (única) considerada en la actualidad capital de Ribeira Sacra es Monforte de Lemos, tanto por su historia como por su localización, en la que se encuentra el llamado Escorial de Galicia: el Colegio de Nuestra Señora de la Antigua. Goza además de otro monumentos importantes, Monasterio benedictino de San Vicente, el Palacio de los Condes de Lemos, el Puente Viejo, etc…

Ribeira Sacra es encrucijada de caminos en el corazón de Galicia. Hay innumerables formas para todos los gustos, de afrontar el conocimiento de esta zona tan singular, rutas impresionantes de senderismo, a través de los embalses en catamarán, en un viaje en el tiempo recorriendo las iglesias y monasterios que jalonan la senda, una amplia muestra del románico, considerada la principal concentración de este arte en su forma rural en Europa o a través de los miradores que nos ofrecen los distintos ayuntamientos de la región y desde los que tendremos unas vistas privilegiadas.

La primera mención a estas tierras con el nombre de “Rivoira Sacrata” se remonta al año 1124; en un documento firmado en Allariz (provincia de Ourense) en el que la reina Teresa de Portugal, hija de Alfonso VII, dona al monje Arnaldo unos terrenos para levantar un monasterio origen del actual Monasterio de Santa María de Montederramo, uno de los más importantes y mejor conservados de Galicia. El historiador Fray Antonio de Yepes justifica este nombre por la concentración de monasterios existente.

Hay también una leyenda sobre el origen de los Cañones del Sil y del Miño según la cual, el dios Júpiter, enamorado de la hermosa tierra gallega, quiso poseerla, atravesándola con un río, el Miño. Pero su celosa esposa, la diosa Juno, no queriendo compartir su amor con una extraña; para alejar a Júpiter de la hermosa rival, no dudó en hacerle profunda herida en el rostro dando lugar a los actuales Cañones del Sil.

Otro de los atractivos de esta región es su gastronomía, productos locales de altísima calidad, muchos de ellos distinguidos con marcas de garantía en su origen. Carnes de cerdo, de ternera, cabrito, cordero y de caza menor y mayor destacan por sus excelentes características. Setas, frutas o miel completan la variada oferta de la tierra. Cabe destacar aparte el cultivo del vino, con la creación de la Denominación de Origen Sacra en 1997 y de un Consejo Regulador y que introducido por los romanos hace más de 2000 años, fue desarrollado por los monjes. Fueron estos quienes modelaron el extraordinario paisaje con terrazas que podemos ver en la actualidad

Vamos ahora a hacer un pequeño recorrido por algunos de los enclaves de la Ribeira Sacra lucense.

A Pobra do Brollón

Situado en el sur de la provincia de Lugo está vinculado a los castaños, a la montaña, a la minería, a la agricultura y a la naturaleza. Cuevas, bosques, ríos y riberas. Parajes sin contaminar en una sintonía absoluta con la naturaleza. Iglesias románicas, capillas, molinos, pazos, casas grandes y puentes como el de Barxa de Lor dan color a un municipio único. Destacan la Iglesia de San Salvador de Ferreiros con restos románicos del siglo XII y partes del siglo XVII. El Conjunto arquitectónico de Vilachá, cuarenta y dos bodegas milenarias con muros de piedra y cubiertas a dos aguas con tejado de losa, de las más antiguas de la Península Ibérica.

Bóveda

Situado en la comarca de Lemos, también al sur de la provincia de Lugo. Posee un patrimonio histórico-artístico muy bien conservado desde la época medieval. Destaca en el municipio el valor natural y paisajístico de su entorno. El Pazo de los Marqueses de Bóveda, del s. XVIII (año 1769), construido sobre un pazo anterior del siglo XVI. O la Capilla de Ecce Homo situada en la parroquia de Rubián, del siglo XVIII, un edificio de planta en “T” con muros de mampostería en pizarra.

Carballedo

Municipio de Lugo perteneciente a la comarca de Chantada, en el que se sitúa uno de los primeros testimonios del cristianismo en Galicia, en una iglesia de la parroquia de Temes. En ella se halló un sarcófago datado del siglo IV, en el que también hay muestras de vestigios medievales como son las iglesias monasterio románicas de San Estevo de Chouzán y de San Xoán de A Cova. También encontramos vestigios castrenses, dejados por los celtas tras su asentamiento en el siglo VIII, como el Castro de Morgade.

Chantada

Su comarca posee un patrimonio rico en románico, vino y leyendas. Se dice que es “corazón de Galicia” por ser centro geográfico de esta comunidad. Se dice que su nombre viene de una leyenda que cuenta que un día una mujer chantadina iba por el pueblo de Belesar, al sur de la villa, transportando una gran piedra por la Ribeira y cuando se cansó y dijo la siguiente expresión en gallego: «Ala, aí vos queda, chantada no chan» «Ala, ahí os queda, clavada en el suelo».

Uno de sus atractivos son las calles empedradas y casas blasonadas de los siglos XVI y XVII. , Entre otros muchos restos románicos, su patrimonio más destacable es el Monasterio de Santa María de Pesqueiras, único resto que se conserva del antiguo monasterio de monjas benedictinas, con pinturas murales del siglo XVI y la Iglesia de San Salvador de Asma del siglo XII, que formó parte de las dependencias del monasterio del mismo nombre.

Monforte de Lemos

Esta ciudad a la que nos hemos referido anteriormente y que es uno de los lugares más singulares de Galicia, en la que se sitúa el monte de San Vicente -conocido por los romanos como “Castro Dactonio”- que aún hoy la domina. Un ejemplo de ciudad-fortaleza feudal, alrededor de un monasterio, con un castillo situado sobre un estratégico montículo y rodeado por un recinto amurallado salpicado de torres defensivas.

De la muralla datada en los siglos XIII al XV aún se conservan amplios tramos, tres torres y tres puertas de acceso a la villa. Del castillo sobresale la torre del Homenaje, desde la que se divisa el valle de Lemos surcado por el curso fluvial del Cabe. Actualmente es sede del Museo del Ferrocarril de Galicia y del Centro del Vino de la Ribeira Sacra.

Pantón

Municipio situado en el sur de la provincia de Lugo, con capital en la villa de Ferreira de Pantón. Del conjunto patrimonial caben destacar sus construcciones y vestigios de la Edad Media como el monasterio femenino de Ferreira de Pantón, que data del siglo XII, perteneciente a la orden del Císter en Francia, de estilo románico, la iglesia de Santo Estevo de Atán, que data del temprano siglo IX, a orillas del Miño, así como el Castillo medieval de Maside en Ferreira de Pantón o el Pazo de Ferreiroá.

Portomarín

Villa a la ribera del río Miño. En 1963, con la construcción de la presa de Belesar, el viejo Portomarín quedó anegado por la aguas del Miño. Se reconstruyó sobre un altozano, con calles empedradas y casas con soportales, trasladándose al nuevo emplazamiento, piedra a piedra, la iglesia románica de San Xoán y la de San Pedro, y otros edificios importantes. La Iglesia de San Nicolás o San Xoán fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1946, es una iglesia-fortaleza, con almenas, gran rosetón y portada con arquivoltas en la que están representados los 24 Ancianos del Apocalipsis rodeando la figura de Cristo.

Estos son algunos de los puntos claves de la Ribeira Sacra en la provincia de Lugo. Vamos a completar este bello recorrido por un precioso monumento natural, en el que se unen, la bravura del mar y la paciencia del tiempo dando pie a la “arquitectura del mar”. Arcos de treinta metros, grutas, pasillos de arena y muros de pizarra, columnas y bóvedas que llevaron a bautizar el espacio entre los arenales de Augasantas y Carricelas como Playa de las Catedrales. Un espacio que en cada visita se hace único y en el que solo permanecen las huellas del viento, el Cantábrico en todo su esplendor.

Hasta aquí la pequeña muestra de un lugar mágico, de naturaleza, de paisajes increíbles, de villas históricas, de patrimonio cultural, rincones en los que perderse y olvidarse del tiempo. En una “milenaria tierra llamada Galicia, habitada por duendes y hadas, de brujas y moras, Ribeira Sacra, está íntimamente unida a las xacias, hombres pez, rabudos, papeiros, incluso la madre del diablo…, que habitaron cuentos y cantigas de lagar y vendimia… ” (Anxo Moure)