LUGARES QUE PARECEN DE OTRO PLANETA

La Tierra tiene mucha más variedad y puede sorprendernos mucho más de lo que creemos. Buscamos, creamos e imaginamos mundos fantásticos, lejanos, con colores y formas imposibles, sin percatarnos de que tenemos un globo aun por descubrir. Lugares que parecen sacados de planetas inhóspitos, donde los científicos experimentan técnicas que luego harán que se expandan las fronteras del conocimiento. Espacios naturales o creados por el hombre a veces por accidente, que hacen que nos maravillemos cada día del hermoso lugar en el que vivimos.

Como un lienzo gigantesco, la naturaleza, nuestro hogar llamado mundo, a veces, muchas más de las que sospechamos, también imita al arte, un arte en este caso con mayúsculas.

Vamos a recorrer algunos de los emplazamientos más increíbles que se nos brindan.

 

Río Tinto (Huelva, España)

Se trata de un río costero del sur de España, que discurre por la provincia de Huelva. Nace en la sierra de Padre Caro y tras recorrer casi 100 km llega hasta la ría de Huelva, donde se funde con el río Odiel. Es conocido por el color rojizo de sus aguas, al que debe su nombre, que pese a la creencia de que se debía a la explotación minera, se ha podido demostrar que su composición es natural. Se trata de unos microorganismos llamados quimiolitotrofos, literalmente ‘comepiedras’, que no necesitan materia orgánica. Es decir, que pueden crecer oxidando minerales que son materia inorgánica.

Sus aguas se caracterizan por su PH muy ácido con alto contenido en metales pesados: hierro mayoritariamente, cobre, cadmio, manganeso… y a pesar de su ambiente extremo, en ellas viven bacterias y más de mil hongos aunque no hay peces.

A pocos centímetros de profundidad no hay oxígeno y las bacterias tienen la capacidad de respirar férrico. Por eso, el color cambia en esa zona y es azulado o transparente.

Por su similitud con el ambiente de Marte, la zona ha sido escogida por la NASA para estudiar el peculiar habitat. De hecho, los experimentos llevados a cabo, han confirmado la posibilidad de que determinados tipos de organismos puedan sobrevivir bajo las restrictivas condiciones del planeta Marte.

 

Lake Hillier (Isla Middle. Australia)

Es un lago de color rosado en la isla Middle, la isla más grande del archipiélago Recherche, cerca de la costa de Esperance. De unos 600 metros de largo, desde arriba se ve con un uniforme color rosa chicle. No se sabe con certeza que es lo que provoca este curioso color, aunque se especula con que se deba a un pigmento creado por bacterias que viven en la costra de la sal. Un tono que es permanente ya que no cambia cuando se vierte el agua en un recipiente. A pesar de su tonalidad, no presenta efectos adversos conocidos para el ser humano.

El lago está rodeado por un borde de arena y un bosque denso de melaleuca y eucaliptos con una estrecha franja de dunas de arena al norte, cubiertas por vegetación que lo separa del Océano Antártico.

 

Pozo de Darvaza (Turkmenistán)

Se encuentra en el desierto de Turkmenistán y es el único lugar en la Tierra conocido oficialmente como la puerta del infierno.

Todo se debió a un error humano cuando un grupo de geólogos rusos exploraron la zona en busca de campos petrolíferos. Se dice que durante la exploración inicial los técnicos estaban tan contentos por todo el hidrocarburo que encontrarían que no pensaron en las consecuencias. Perforaron justo sobre un área cavernosa de gas natural que finalmente cedió. El suelo se desmoronó creando un enorme sumidero de más de 60 metros de diámetro y 30 metros de profundidad. Del hoyo salía gas natural, compuesto principalmente de metano, por lo que asustados de que los gases convirtieran el lugar en inhabitable, decidieron prenderle fuego pensando que en unas semanas se extinguiría.

Sus cálculos no fueron muy afortunados, porque el cráter sigue encendido desde 1971 y lleva así 47 años.

A pesar de encontrarse en un lugar de difícil acceso, se ha convertido en una atracción turística que por la noches se muestra en todo su esplendor.

 

Antelope Canyon (Colorado, EE.UU.)

Antelope Canyon son dos cañones separados, el Upper Antelope Canyon y el Lower Antelope Canyon. Sus paredes llegan a alcanzar los 40 metros de altura en algunos puntos.

Definido como un desfiladero labrado en la roca a modo de cañón, debido a la erosión producida por el paso del agua de las lluvias torrenciales que se dan en la Costa Oeste, conocidas como «flash flood», es posiblemente el cañón más famoso de la zona. Sus paisajes ondulantes y de colores increíbles hacen las delicias de los fotógrafos profesionales y los que no lo son tanto.

Está situado en una reserva de indígenas navajos, quienes se encargan de guiar a los cientos de visitantes que se acercan para disfrutar de su paisaje.

Cuando el sol entra perpendicularmente por las grietas superiores genera efectos visuales impresionantes, sobre todo en el Upper Antelope Canyon.

Una de las razones por las que el cañón solo puede visitarse con guía es el peligro de inundaciones relámpago, ya que las lluvias torrenciales en la región pueden provocar la inundación total del cañón en cuestión de minutos.

 

Tianzi Mountains (Hunan, China)

Llevan el nombre del granjero Xiang Dakun, quien dirigió una revuelta de agricultores locales y se llamó a sí mismo “Tianzi”, que significa hijo del cielo y es el epíteto tradicional del emperador chino.

Se encuentran en el parque nacional de Zhangjiajie, en la provincia china de Hunan. Fue el primer parque nacional de China y desde 1992 forma parte del patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO junto con lo que se denomina “Área escénica de Wulingyuan”que incluye la Tianmen Mountain, el Grand Canyon y el puente de cristal.

Montañas gigantes, como pilares, con un pico de 1,212 metros, que ocupan un área de aproximadamente 67 kilómetros cuadrados. Son de piedra arenisca de cuarzo formadas hace unos 400 millones de años y con aproximadamente 318 millones de años de erosión, es por ello que son tan altas y delgadas. Son consideradas sagradas por muchos Sulamitos que solían habitar las regiones exteriores de Hunan.

Estas montañas inspiraron el paisaje montañoso “Pandora” en la película Avatar de James Cameron, también se creó un parque temático con respecto a la película.

 

Pamukkale, Castillo de Algodón (Turquía)

Es una zona natural en el valle del río Menderes, en cuya cuenca tuvieron lugar movimientos tectónicos que ocasionaron la aparición de fuentes de aguas termales. Esas aguas, con su alto contenido en minerales crearon Pamukkale. El agua contiene grandes cantidades de bicarbonatos y calcio. Este fenómeno natural produce gruesas capas blancas de piedra caliza y travertino que bajan en forma de cascadas por la ladera de la montaña, lo que da la sensación de estar ante una catarata de algodón congelada. Estas formaciones también adquieren el aspecto de terrazas de travertino en forma de medialuna que contienen una capa de agua poco profunda dispuestas en el tercio superior de la ladera formando escalones, que oscilan de 1 a 6 metros de altura, o estalactitas que sostienen y unen estas terrazas. La versión más poética en forma de leyenda dice que aquellas terrazas blancas ondulantes se formaron a partir de restos de algodón que fueron dejados al sol hace muchísimos años por unos gigantes.

Junto con Hierápolis, Pamukkale, está declarado Patrimonio de la Humanidad desde 1988.

 

Monasterio del Nido del Tigre (Taktshang, Bután)

Está ubicado en un acantilado del valle de Paro a 3.120 metros sobre el nivel del mar (700 metros hasta fondo del valle). Es un importante lugar sagrado para el Budismo himalayo e incluye siete templos. El complejo se comenzó a construir en el año 1692 en las inmediaciones de la cueva donde se cree que meditó el Gurú Padmasambhava durante tres años, tres meses, tres semanas, tres días y tres horas en el siglo VIII. Padmasambhava fue quien introdujo el Budismo en Bután y es la deidad tutelar del país. Taktshang se encuentra en restauración debido a los daños de un reciente incendio. El acceso al mismo es sólo a pie o mula pero a pesar de esto es uno de los principales atractivos turísticos de Bután.

Pequeños edificios se desparraman alrededor del Monasterio y su cueva sagrada y un angosto camino sigue hacia la cima de la montaña, el Machig-Phu Lhakhang, donde los habitantes de Bután van en procesión a pedir por sus hijos.

El Monasterio es un prodigio de ingeniería y de arquitectura, además de ser un lugar sagrado de enorme belleza.

 

Castillos de Gondar o Camelot de África (Gondar, Etiopía)

Conocidos como el Camelot de África, una ciudadela en la que se concentran varios castillos.

Es un ejemplo único de un estilo particular de arquitectura, el llamado «estilo de Gondar», en la que sobre una base local árabe se integran las influencias del estilo barroco europeo, introducido por los misioneros portugueses, y las técnicas arquitectónicas indias de la cocción de la cal.

El castillo más espectacular es el de Fasilidas, de base rectangular con torreones en las cuatro esquinas. El del emperador Iyasu constituye el edificio más alto de la ciudadela.

En total, esta área cercada de 70.000 metros cuadrados contiene seis castillos, varios edificios auxiliares, túneles y pasillos.

Gondar fue capital del reino de Etiopía hasta finales del siglo XIX, y en 1979 fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Tolkien se inspiró en este lugar para inventar Gondor (“la ciudad de piedra”, en élfico) en el contexto de El Señor de los Anillos.

 

Mezquita de Barro (Djenné, Mali)

Es el mayor edificio sagrado hecho de barro del mundo, y también el mayor hecho de este material de una sola pieza. Con una superficie de 75 x 75 metros (5.625 metros cuadrados) está considerada una cumbre de la arquitectura sudanesa-saheliana. La mezquita está en el centro de la pequeña ciudad de Djenné, en el delta del río Níger. Erigida sobre la base de mezquitas más antiguas, la construcción de la Gran Mezquita actual empezó en 1906 y se finalizó entre 1907 y 1909.

Uno de los aspectos más interesantes es el papel activo que tienen los ciudadanos de Djenné en el cuidado y mantenimiento de la edificación. Una vez al año reparan los desperfectos que tiene la mezquita, en lo que se considera una fiesta en la que abunda la comida y la música.

Es uno de los monumentos más conocidos de África y desde 1988 está considerada, junto con el casco antiguo de Djenné, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

 

Tsodilo, El Louvre del Desierto (Botsuana)

Tsodilo es el nombre de un paraje solitario formado por cuatro colinas que emergen del desierto de Kalahari, al noroeste de Botsuana.

Las colinas se denominan “Macho”, la más alta, donde se dice que el Primer Espíritu se arrodilló y rezó tras crear el mundo; “Hembra”, la que contiene más pinturas y donde yacen los dioses que gobernaron el mundo; “Niño”, y un montículo sin denominar. Los bosquimanos que habitan en el lugar las consideran lugar sagrado y las llaman también “Montañas de los dioses” y “Rocas que susurran”.

Su interés radica en las cerca de 4500 pinturas rupestres, muestra de las manifestaciones espirituales y religiosas de las distintas civilizaciones que han poblado estas tierras. La mayoría se encuentra en la colina Hembra. Las más famosas son las llamadas Ballena, Dos rinocerontes y León. Algunas tienen casi 24000 años de antigüedad.

Algunas de las piezas que podemos ver en Tsodilo datan de hasta 70 mil años atrás, como los artefactos líticos encontrados frente a la cabeza de la impresionante escultura de una pitón que tiene la altura de un ser humano y mide 6 metros de largo.

La mayor parte se encuentra en lugares de difícil acceso y es obligatorio contratar un guía local para adentrarse en este lugar, con una superficie de unos 10 kilómetros cuadrados.

En 2001, la Unesco lo catalogó como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la cantidad de pinturas rupestres que allí se encuentran.

 

Hasta aquí una ruta por la naturaleza, el arte, el color, el miedo, el exotismo, las formas, el vértigo y la vida de antes de la historia, que hay que ver al menos una vez en la vida. Seguro que conoces otros lugares que merecerían estar en esta selección. Compártelos con nosotros.

LUGARES QUE PARECEN DE OTRO PLANETA
5 (100%) 5 votos

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

86 − 85 =