MUSEOS CURIOSOS

¿Quién no ha coleccionado de niño conchas, piedras, mariposas, cromos, pegatinas, coches, chapas, canicas, peluches…? Ese interés se traslada a muchos que ya de adultos encuentran el objeto de acopio, cosas con más entidad, con más enjundia a veces, otras infinitamente más extrañas, e incluso ridículas. Pero cualquiera que sea elemento a coleccionar encuentra su público. Desde aquello que nos muestra trozos de la historia de los pueblos, de cuando el oscurantismo nos rodeaba, de cuando nos faltaba la libertad, hasta los que narran la crónica de la creación humana, la cotidiana y la que nace de lo más profundo de la imaginación, o lo que nos muestra la crueldad extrema a la que puede llegar la mente del individuo.

Lugares en los que se encuentran las cosas más obvias y también las más incomprensibles. Verás como en esta selección que hemos hecho, hay alguna que no deja de sorprenderte.

 

Museo de las Brujas (Zugarramurdi, Navarra)

Se encuentra en el rehabilitado hospital situado en el mismo pueblo y fue inaugurado en 2007 con el objetivo de perpetuar la memoria histórica y mostrar al visitante cómo era la vida cotidiana de las gentes de principios del XVII. Un homenaje a los que fueron víctimas de una Inquisición que necesitaba imponer su autoridad. Un espacio de duelo y recuerdo donde contar interesantes historias, en su contexto, con sus matices de luz y oscurantismo, de forma rigurosa pero también amena y apasionante. Se quiere mostrar otra realidad de unas mujeres y unos hombres acusados de cosas inverosímiles, envueltos en relatos fantasiosos, y finalmente quemados en una hoguera.

Trabajos de investigación como los de Florencio Idoate, el aita Barandiarán, o Julio Caro Baroja, entre otros, han servido de base a este proyecto, que une la necesidad de proteger su patrimonio y la explotación de un atractivo recurso turístico.

 

Museo de Saleros y Pimenteros (Guadalest, España)

Se trata del único museo de este tipo en Europa (el otro que existe en el mundo se encuentra en Tennessee, Estados Unidos). Andrea Ludden ha sido el encargado de hacerse en 25 años con los más de 20.000 ejemplares originales de todo el mundo datados desde el siglo XIX hasta la actualidad. Innumerables figuras y tamaños. Algunos hablan, otros se mueven… una variedad que nos dejará asombrados. También hay una impresionante diversidad de molinillos de pimienta, algunos de hasta un metro de alto.

En palabras de su conservadora: “Lo que admiro es la creatividad de los artesanos que han hecho todos estos recipientes sólo para sal y pimienta. Increíbles artistas han trabajado en las piezas, y son parte de la historia”.

 

 

Museo Santxotena de Belenes (Artziniega, Bizkaia, País Vasco)

Teresa Lafragua, directora del taller Museo Santxotena de Artziniega y propietaria de la colección, comenzó con siete belenes, muchos de ellos adquiridos pieza a pieza «con las dos pesetas que tenía de paga de muy pequeña». Ahora ya cuenta con la friolera de 2.203 belenes procedentes de los cinco continentes que se exponen en un área de más de 600 metros cuadrados. Teresa se muestra orgullosa de poder mostrar la exposición de belenes “más diferenciadora a nivel nacional, no sólo por el importante número de montajes, que no piezas, que exponemos, sino porque a través de ellos trabajamos la etnografía y la antropología de pueblos de los cinco continentes, a la vez que fomentamos la obra de artesanos alfareros típica de cada comunidad, un oficio ancestral que se está perdiendo”. (Deia – Domingo, 23 de diciembre de 2018).

Una espectacular muestra que abre sus puertas habitualmente desde finales de noviembre hasta finales de enero, que hace las delicias de sus visitantes.

 

Museo de los Vampiros y las Criaturas Legendarias (París, Francia)

Un pequeño museo regentado por Jacques Sirgent, un auténtico «experto» en el tema vampírico ubicado en Les Lilas, población ubicada en la zona urbana de la capital francesa, en el número 14 de la Rue Jules David. Un jardín que parece un cementerio algo macabro, con restos humanos en los árboles y un acceso con gravilla que va marcando cada paso del visitante. Sirgent mismo le guiará a través de la historia de París, los cementerios donde los rituales vampíricos fueron una vez practicados y sobre otras legendarias historias de miedo, como hechos históricos. Un auténtico kit de asesinato de vampiros del siglo XIX, colecciones de películas de Hammer, juguetes de Drácula, libros antiguos, un gran jardín interior de estilo gótico y todo tipo de rarezas e intrigantes piezas obtenidas online, en los mercadillos de Montreuil o en cementerios … completan este singular y fascinante lugar de Francia.

 

Museo de Instrumentos de Tortura Medieval (Praga, Rep. Checa)

Un recorrido por un capítulo real de la historia europea, un espacio cultural que recopila artefactos, armas y dispositivos de uso común en cárceles, calabozos y salas de escarmiento. Más de 60 objetos, con la explicación y uso de los mismos, distribuidos en tres plantas que muestran al visitante la realidad de ese periodo cruento y oscuro que fue el medievo, donde la falta de libertad y la tiranía esclavizaban al pueblo. Es uno de los espacios dedicados a esta temática más completos del continente. Situado junto a la plaza del casco antiguo de la calle Celetna 10, a pocos pasos del Puente de Carlos. Una de las piezas más impresionantes es el denominado Garrote Vil, muy utilizado en España y en el continente americano durante los años de la conquista.

 

Museo del Perfume (Colonia, Alemania)

Se encuentra en la Casa Farina, calle Obenmarspforten, frente al Ayuntamiento de Colonia, donde antiguamente se fabricaba el Agua de Colonia (Eau de Cologne). Aquí tiene su sede desde 1723 la fábrica de perfume “Johann Maria gegenüber dem Jülichs-Platz” creada en 1709 y que hoy en día es la fábrica de perfume más antigua del mundo en servicio. En el museo se muestran los métodos de producción del Eau de Cologne y algunos de los utensilios utilizados por Farina para su fabricación, o los aparatos para la destilación. Se pueden ver también fotos y documentos acerca de la fabricación del perfume a lo largo de la historia, y también las falsificaciones y plagios que se realizaron de la fragancia, antes de que existiese un derecho de marcas. Se encuentran además expuestos los diferentes envases en los que a lo largo de los años se ha realizado la venta del Agua de Colonia.

 

Museo de Alien (Gruyères, Suiza)

H. R. Giger, artista suizo fue el creador del monstruo “Alien”, protagonista de la película del mismo nombre que obtuvo un óscar en 1980. A partir de ese momento, adquirió el Château St. Germain en el corazón de la ciudad de Gruyères, donde desde 1998 se encuentra un museo con la mayor colección de obras del artista. El museo contiene una de las mejores colecciones de trabajos de HR Giger, desde pinturas, esculturas, muebles o películas, un viaje por su imaginación. Se pueden ver también otros diseños de este autor de gran parte de las películas en las que participó, como son el caso de la primera y la tercera parte de Alien, Dune, Species, Poltergeist 2 y El misterio de San Gottardo. Frente al museo se encuentra el HR Giger Bar, igual de sorprendente que el museo, con extravagantes decoraciones para películas, cuadros, esculturas y muebles, como una bóveda hecha con imitaciones de huesos y estanterías repletas de calaveras.

 

Museo del Crimen (Londres, Reino Unido)

Conocido durante un tiempo como el Museo Negro, se encuentra en las dependencias de la popular policía metropolitana de Londres, Scotland Yard. Su origen se remonta, al año 1874, cuando uno de los inspectores de Scotland Yard comenzó a recopilar artículos relacionados con crímenes con fines de educativos o para retirar las armas de los delincuentes de la circulación. Un periodista del diario The Observer intentó realizar un artículo sobre este museo, pero la negativa de las autoridades le llevó a publicar un texto de lo más sensacionalista, en el que lo tildaba como Museo Negro. Eso hizo aumentar el interés del público. Se pueden contemplar todo tipo de objetos utilizados para cometer asesinatos. Se divide en dos salas, una con objetos del siglo XIX y otra con un contenido mucho más actual. El museo no está abierto al público y para visitarlo hay que hacer una solicitud dirigida a Scotland Yard.

 

Museo del Cabello (Avanos, Turquía)

En esta localidad de Turquía, Avanos, se encuentra el que podría ser uno de los museos más extraños del planeta. Construido por el alfarero Chez Galip, se encuentra en las entrañas de una cueva. Se inició hace unos 30 años. “Cuentan en el pueblo que la novia del fundador se vio obligada a salir de Avanos, y que su amado, sumido en la más absoluta tristeza, le pidió un recuerdo. La muchacha no dudó en cortarse un trozo de cabello que entregó al joven alfarero. El hombre colgó este mechón de pelo en una de las paredes de su estudio, y a partir de ese momento, dicen, cada vez que una mujer visitaba la cueva dejaba un trozo de su cabello al que añadía un papel con su nombre y dirección”. Otros piensan que el museo se creo con el único fin de atraer turistas y vender cerámica (de gran calidad en la región). En la actualidad se cuentan 16.000 mechones con el nombre y datos de 16.000 mujeres distintas. Es la colección más grande conocida en todo el mundo.

 

Museo Subacuático de Arte ( MUSA, Cancún, México)

Se encuentra en las aguas que rodean Cancún, Punta Nizuc e Isla Mujeres y es una de las más asombrosas instalaciones escultóricas submarinas. Fue fundado en 2009 por el entonces Presidente de Asociados Náuticos de Cancún, Roberto Díaz Abraham y el Doctor Jaime González Cano, Director del Parque Nacional Costa Occidental Isla Mujeres, con la colocación de 100 estatuas en las aguas poco profundas del Parque Marino Nacional en Cancún. El total de la colección ocupa un área de más de 420 metros cuadrados y pesa más de 200 toneladas, con cerca de 470 esculturas permanentes de artistas como Jason DeCaires Taylor. Las esculturas son de hormigón marino con pH neutro y Taylor prevé que estas cambien y se conviertan en arrecifes artificiales, pues algunos corales están plantados en y alrededor de las mismas y son afectadas por el medio ambiente. Las obras que se exponen en el MUSA tienen una conceptualización ecológica, y las esculturas están diseñadas con orificios de varios tamaños para que sean atraídos distintos tipos de peces.

 

Museo de Criaturas Monstruosas (Gensou Hyouhon Hakubutsukan, Japón)

Su creador, y quien expone estas criaturas, es Hajime Emoto, a quien le interesaban las criaturas mitológicas de leyendas todo el mundo. Así se creó el museo, donde podemos ver pequeños demonios, dragones, y toda clase de monstruos o criaturas que han sido creadas especialmente para luego exponerse en este museo. Las creaciones están esculpidas de papel, pasta de modelar y bambú. Pero no todas las exposiciones son creadas, sino que también encontramos criaturas reales, como por ejemplo una tortuga rinoceronte. Además de las salas con las criaturas y monstruos más extraños, también podemos encontrar un área especial que se centra en los siete pecados capitales, que cabe mencionar están representados con distintas criaturas, imágenes y toda clase de información útil para aprender sobre estos pecados.

Además el museo ofrece una biblioteca con información de todas las criaturas que allí se exponen, así como un bar que ofrece platos creados con la temática de las criaturas más extrañas.

 

El hombre tiende a atesorar todo aquello que le ayude a recordar, o a no olvidar su historia y la del entorno que le rodea.

“Quién olvida su historia esta condenado a repetirla” (Poeta y Filósofo Jorge Agustín Nicolás Ruiz de Santayana).

Si conoces algún otro lugar que posea un singular muestrario… cuéntanos ¿Cual era tu objeto de colección? ¿Cuantos ejemplares llegaste a tener?

MUSEOS CURIOSOS
5 (100%) 1 voto

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

28 − = 22