RUTA POR LOS FOGONES DEL MUNDO

Estamos viviendo un periodo de confinamiento difícil para todos. Acostumbrados a poder trasladarnos a casi cualquier lugar del mundo con una relativa facilidad, en estos momentos nos vemos limitados a nuestros hogares, con las excepciones de las salidas a la farmacia, el banco, el trabajo, si la actividad que realizas es esencial, o el supermercado. Todo esto ha propiciado que muchos de nosotros llenemos parte de nuestro tiempo, experimentando nuestras dotes de cocineros.

Hemos sacado del baúl de los recuerdos las recetas de nuestras abuelas o nuestras madres o nos hemos lanzado a la aventura de probar con platos típicos de otros países del mundo, aquellos en los que una vez estuvimos o con los que en mil ocasiones hemos soñado visitar.

Así, te vamos a proponer algunas ideas de las delicias de otros países.

Paella. España

En España existe una de las gastronomías más ricas y valoradas del mundo. Cada autonomía tiene sus especialidades, sus platos estrella. Una rica dieta mediterránea que cuenta con ingredientes excepcionales como el aceite, el vino, los cereales, carnes, pescados, frutas, verduras… de gran calidad.

Pero en este caso vamos a escoger entre todas esas apetitosas recetas, la paella. Se trata de un plato de arroz cocinado en una paella o paellera (sartén en valenciano) con origen en la Comunidad Valenciana pero muy popular de forma generalizada.

Se pueden encontrar paellas de carne, de pescado o marisco, de verduras, en cualquier rincón de España.

Aunque según la Consejería de Agricultura del gobierno valenciano en conjunto con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Arroz de Valencia, los diez ingredientes básicos que tendrá que llevar toda paella que quiera comercializarse bajo el nombre de Paella Valenciana son: pollo, conejo, bajoqueta (judía verde), garrofón, tomate, arroz, aceite de oliva, agua, azafrán y sal. Según la región, se admiten ingredientes como ajo, alcachofa, pato, pimentón, caracoles o el romero, variantes que «también serán aceptadas dentro de la denominación de auténtica “paella valenciana”».

Pizza. Italia

Un plato de Italia, más concretamente de la cocina napolitana y mundialmente conocido y apreciado. La pizza es un pan plano horneado, habitualmente de forma redonda, elaborado con harina de trigo, sal, agua y levadura, cubierto con salsa de tomate y queso al que se le añaden innumerables ingredientes y salsas (salami, tomate, champiñones, cebolla, jamón, aceitunas, morrones, ananá, huevo, verduras, anchoas, palmitos, etc.).

En 2010 la Unión Europea le conceció la denominación de origen “Especialidad tradicional garantizada” (ETG). Y en 2017 la UNESCO declaró al “arte de los pizzaioli (pizzeros) napolitanos” como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La pizza, junto con la hamburguesa son quizás dos de los platos más internacionales y reconocidos.

Bratwurst. Alemania

Con el nombre de Bratwurst, se conocen un buen número de salchichas y embutidos de origen alemán elaboradas con carne de cerdo y embutidas en tripa natural. Todas ellas se pueden freír en una sartén o asar en una parrilla. El término procede de Brät (del antiguo alto alemán brāto), un tipo de carne picada.

Se suelen acompañar en un plato con Sauerkraut (chucrut) o con Kartoffelsalat (ensalada de patatas), con mostaza (Senf), Kétchup o pasta de rábanos picantes. Además, cuando se toma en la calle se le añade un panecillo (Brötchen). Otra especialidad son las denominadas Sauren o Blauen Zipfel, que están cocidas dentro de un caldo de vinagre y cebolla.

Fish and Chips. Reino Unido

Se trata de una fritura de pescado con patata muy típica del Reino Unido. Aunque existen varias hipótesis sobre el origen de este plato combinado se conoce que el pescado frito fue introducido en las islas por emigrantes judíos provenientes de España y Portugal, derivado del pescaíto frito.

En la receta original el pescado era bacalao, aunque frecuentemente se sustituía por eglefino. También se hacen con merluza, lenguado, platija y en ocasiones incluso dorada o sardina. Se reboza en una mezcla de harina, huevo y se acompaña con patatas condimentadas con sal y vinagre.

Aunque durante décadas ha sido un plato muy importante en la comida rápida en el Reino Unido, se ha popularizado también en otros lugares como Australia, Canadá o Estados Unidos entre otros muchos.

Cuscús. Marruecos

El cuscús o alcuzcuz en hispanoárabe es un plato tradicional bereber (norteafricano) hecho a base de sémola de trigo. Los ingredientes son sémola de trigo, verduras, garbanzos y carne roja o pollo, o solo con leche. El cuscús es un alimento básico en las cocinas del África del Norte.

Una de las primeras referencias al cuscús procede de un escrito anónimo del siglo XIII sobre cocina, Libro de la cocina en el Mágreb y Al-Ándalus, en el que se menciona una receta para preparar el cuscús. Así mismo fue un plato muy apreciado en Al-Ándalus y entre la población morisca durante los siglos posteriores.

Se hace tradicionalmente con sémola de la parte dura del trigo molida de tal forma que no se ha llegado a convertir en harina.

Normalmente se hace para acompañar platos de ternera, pollo y verduras, todo acompañado del indispensable harissa (en Túnez), puré de pimientos rojos picantes secos.

Mole. México

Mole (del náhuatl molli o mulli) se refiere a varios tipos de salsas mexicanas hechas principalmente a base de chiles y especias y chocolate y que son espesadas con masa de maíz, con tortilla o en menor medida con bolillo, y también a los platillos con carne y vegetal preparados con estas salsas. Es uno de los platos más representativos de México. Existen muchas variedades, mole blanco, el mole de queso, el mole amarillo, el mancha manteles, el mole almendrado, el pipián verde, el mole de olla, el pipián rojo, el mole prieto y el mole negro.< patronales, bodas, bautizos, aniversarios e incluso funerales.

Costillas en salsa barcacoa. EEUU

Uno de los platos típicos de la cocina americana. Costillas de cerdo cocidas y después horneadas muy despacio (alrededor de 4 horas a 120 grados), de manera que la carne acabe despegándose del hueso, que es el síntoma inequívoco de una perfecta cocción, cubiertas de salsa barbacoa con mostaza, miel y una mezcla de especias picantes. Aunque la receta varía según las zonas de Estados Unidos. Una receta comúnmente conocida “para chuparse los dedos” casi literalmente.

Sushi. Japón

Sushi es un plato típico de origen japonés basado en arroz aderezado con vinagre de arroz, azúcar y sal y combinado con otros ingredientes como pescados, mariscos y verduras. Es uno de los más reconocidos de la gastronomía japonesa y uno de los más populares internacionalmente. Aunque tradicionalmente se asocia al pescado puede llevar también verduras o huevo. Estos ingredientes que siempre acompañan al arroz no tienen por que estar crudos, se incluyen también preparaciones asadas, hervidas, fritas o marinadas. El nombre sushi se refiere a la preparación del arroz.

Se prepara generalmente en raciones pequeñas, aproximadamente del tamaño de un bocado y de diversas formas. Enrollados en una hoja de alga nori se le llama maki (rollo), en una especie de albóndiga de arroz cubierta por el pescado, nigiri, el arroz embutido en una pequeña bolsa de tofu frito inari. Aunque también puede servirse un cuenco de arroz con trozos de pescado y otros ingredientes por encima; entonces se llama chirashizushi.

Los elementos básicos para consumir sushi son: un plato, hashi (o palillos de madera), hashioki (o posa-palillos), wasabi y gari (o jengibre encurtido).

 

Y hasta aquí esta pequeña muestra por la rica y variada gastronomía de nuestro mundo. Productos que nos hacen volar a tierras remotas, a lugares soñados, a paraísos deseados a través de los sentidos, sabores, texturas, olores… Un edén de sensaciones por experimentar.

¿Te atreves a intentar alguno de ellos?. Comparte con nuestros viajeros en ruta los platos más extraños, diferentes, curiosos o exquisitos que hayas probado.